Si dicen mal de ti con fundamento, corrígete; de lo contrario, échate a reír." Epícteto

viernes, 2 de abril de 2010

¿Resucitó?

RAQUEL Emisoras Latinas en vísperas de concluir la cobertura especial de la segunda venida de Jesucristo a la Tierra. Nuestros micrófonos siguen instalados en algún lugar de Galilea y con nosotros, ya casi de despedida, Jesucristo.

JESÚS La paz contigo, Raquel.

RAQUEL Lo veo de muy buen humor esta mañana.

JESÚS Sí, estoy contento. Mucho.

RAQUEL ¿Y puede saberse el motivo?

JESÚS Anoche estuve conversando con unos paisanos de un barrio cerca de aquí. Han sufrido mucho, pero se reían. Me invitaron a comer. Forman un grupo, ¿sabes? Están luchando para que las cosas cambien en esta tierra. Me parecía estar con Pedro y Juan y María y…

RAQUEL ¿Eran cristianos?

JESÚS No sé, no les pregunté eso. Pero estaban muy unidos. Un solo corazón y una sola alma.

RAQUEL No quiero cambiarle su buen humor, pero tengo que aprovechar estas últimas entrevistas para una pregunta crucial. Una pregunta que le quema el alma a muchos oyentes.

JESÚS ¿Y de qué se trata?

RAQUEL Yo no he querido hacerla por… bueno, para que no digan que los periodistas violamos la intimidad de los entrevistados.

JESÚS No des tantas vueltas, Raquel. ¿Qué quieres saber?

RAQUEL Pues verá, Jesús, toda la fe cristiana, toda la religión cristiana, se basa en su resurrección. Que usted resucitó al tercer día. El Viernes lo crucificaron, el sábado no pasó nada, pero el Domingo resucitó. ¿Esto es verdad o lo inventaron los evangelios o es otra metáfora o...? ¿De qué se ríe?

JESÚS Yo pensé que ibas a preguntarme sobre hijos o amores… Escucha, Raquel. Cuando pasó lo que pasó en Jerusalén, los del movimiento quedaron muy desanimados, derrotados. Y no era para menos. Esa Pascua, cuando entramos en el Templo y expulsamos a los mercaderes, había tanta gente ilusionada… Yo, el que más. Soñamos que Dios ya iba a meter su mano por los pobres. Pero sabes lo que ocurrió. Hirieron al pastor y se dispersaron las ovejas. Fue un golpe muy fuerte para todos.

RAQUEL Usted murió y… ¿y qué hicieron sus discípulos?

JESÚS Al principio, según me cuentan, se escondieron. Se encerraron en una casa. Luego, fueron las mujeres las que rompieron el miedo. Mi madre y María Magdalena y Salomé y las otras no se resignaron a mi muerte. Dieron testimonio, anunciaron que yo estaba vivo.

RAQUEL Pero usted… ¿estaba vivo? Quiero decir, ¿había resucitado de entre los muertos?

JESÚS Sí. Ellas me resucitaron.

RAQUEL ¿Cómo que ellas?

JESÚS Las mujeres.

RAQUEL Discúlpeme, pero no entiendo nada. ¿El sepulcro estaba vacío?

JESÚS El corazón estaba lleno. Lleno de fe, de esperanza.

RAQUEL ¿Qué pasó aquella mañana del domingo cuando María Magdalena fue al sepulcro donde habían puesto su cadáver?

JESÚS Pasó que el Espíritu de Dios la llenó de fuerza, de alegría. A ella y a las otras mujeres. Y ellas animaron a los hombres, que seguían acobardados. Y salieron a las calles a contar a todo el mundo que el Reino de Dios había llegado, que las cosas pueden cambiar, que van a cambiar.

RAQUEL Disculpe que insista, pero cuando ellas contaban eso… ¿usted estaba vivo o no?

JESÚS Claro, Raquel, yo estaba vivo en ellas.

RAQUEL Ahora soy yo quien le pide que no dé vueltas. ¿Usted resucitó, es decir, la tumba se abrió y usted se levantó y salió del sepulcro caminando, o volando, me da igual, pero su cadáver se transformó en… en…?

JESÚS Es el espíritu el que resucita, Raquel, no la carne. Es el Espíritu de Dios que nos da la vida el que nos hace resucitar.

RAQUEL Sí, pero, ¿y su cuerpo?

JESÚS El polvo vuelve al polvo de donde vino. Y el espíritu renace en la comunidad. Y ahí se multiplica, como los granos de trigo.

RAQUEL Pero… entonces… usted ahora… ¿qué es?... ¿quién es?

JESÚS Soy Jesús, Raquel. Y deja de hacerte preguntas. Olvídate de mí, quiero llevarte a esa comunidad que te conté.

RAQUEL Pero yo lo estoy viendo a usted con estos ojos. ¿O será que…?

JESÚS Sólo vemos bien con el corazón, Raquel. Aquel domingo ellas me vieron con el corazón. Y ahora, ¡ven a conocer a estos paisanos, yo vivo ahí!

RAQUEL Bueno, sí, pero… espere que despida el programa… Para Emisoras Latinas, Raquel Pérez.

BIBLIOGRAFÍA
María y José Ignacio López Vigil, Otro Dios es posible
http://www.emisoraslatinas.net