Si dicen mal de ti con fundamento, corrígete; de lo contrario, échate a reír." Epícteto

sábado, 11 de septiembre de 2010

EL RIO GRANDE SE NOS SECA. LA VORACIDAD DEL SER HUMANO COMO ESPECIE DOMINANTE ESTA ACABANDO CON LA BIODIVERSIDAD Y LOS RECURSOS DEL PLANETA.

¿Sabía usted que el Amazonas es el río más caudaloso del mundo?... ¡Claro que lo sabía! ¿Quién no ha oído hablar del gran gigante de agua dulce que atraviesa la selva sudamericana?

¿Y sabía usted que por el Amazonas corre la quinta parte de toda el agua potable del planeta?

El río Amazonas mide más de 6 mil kilómetros. Y su cuenca tiene 6 millones de kilómetros cuadrados, una superficie mayor que la de Europa occidental. Desde una orilla no se alcanza a ver la otra. En la temporada de aguas bajas, el río tiene diez kilómetros de ancho.

Con la llegada de las lluvias, la inmensa corriente se multiplica por cinco. ¡Cincuenta kilómetros para cruzar de un lado a otro! El río Amazonas nace en los Andes peruanos, recibe cientos de afluentes desde Ecuador, Colombia y Venezuela, y desemboca en Brasil.

Estamos en la desembocadura del Amazonas, en la ciudad brasileña de Macapá. La fuerza del río al entrar en el océano Atlántico es tan descomunal que los pescadores pueden sacar agua dulce a 300 kilómetros mar adentro.

Por su enormidad, le llamaron el Río Mar.

Dicen que fue el conquistador español Francisco de Orellana quien lo bautizó como Amazonas, perseguido por tribus de aguerridas mujeres, como aquellas de la mitología griega.

INDIO Ama ... Zona...

Pero su nombre es indio. Es una combinación de palabras. “Ama”, que significa romper. Y “Zona”, que quiere decir canoa.El Amazonas, con su peligrosa majestad y sus inesperados remolinos, es el río “Rompe Canoas”.

La Amazonía, pulmón del mundo. La mayor reserva ecológica del planeta. Una diversidad inimaginable de árboles, insectos y animales. Las compañías madereras, las empresas mineras, las trasnacionales del petróleo, le han puesto precio a la inmensa selva por donde corre el inmenso río.

Ya ha desaparecido una cuarta parte de la cuenca amazónica. Cada día se pierden 5 mil 500 hectáreas de sus bosques tropicales. Y con el bosque perdemos el río. La deforestación de la Amazonía es la más voraz del mundo: dos millones de hectáreas al año.

El científico James Alcock, de la Universidad de Pennsylvania, ha hecho una predicción aterradora:

En 10 años más, la destrucción sistemática del Amazonas llegará al punto de "no retorno". A partir de ese momento sólo habrá que esperar su desaparición total e irremediable en unos 50 años.

En dos generaciones, desde una orilla ya se alcanzará a ver la otra.

En dos generaciones más, el coloso de América del Sur, el Río Mar, el Rompe Canoas, se convertirá en un vertedero pequeño, tan pequeño como la reserva de agua potable que, para entonces, habrá quedado en la Tierra.
Bibliografía: Radialistas.net