Si dicen mal de ti con fundamento, corrígete; de lo contrario, échate a reír." Epícteto

miércoles, 26 de mayo de 2010

El tres se cuela en el flamenco

¿Qué puede ocurrir cuando se incorpora a la música flamenca un instrumento de cuerdas jamás utilizado en el género para sustituir la tradicional caja percusora?

A tal pregunta responde el guitarrista, musicólogo y arqueólogo español Raúl Rodríguez, quien descubrió en su primera visita a Cuba las posibilidades sonoras de un cordófono típicamente cubano, el tres.

Sus tanteos, ensayos y experiencias con esta innovación al universo sonoro de una expresión folclórica secular fueron dadas a conocer en la XIV Feria Internacional, CUBADISCO 2010, durante un taller que despertó gran interés, bajo el título de El tres en la música flamenca.

DEL GUATEQUE CAMPESINO AL TABLAO FLAMENCO

¿Está prevista una actuación suya en algún concierto de CUBADISCO?

"Voy a actuar estar en el concierto de Martirio, mi madre, con José María Vitier, en la sala Covarrubias del Teatro Nacional, el día 22. Allí interpretaremos parte de un CD que grabamos en enero y que aún ha salido al mercado; un disco muy lindo, fruto de una colaboración entre Andalucía y Cuba, a propósito de la poesía latinoamericana, de la cual José María es tan buen conocedor, como hijo de esos dos grandísimos poetas que son Fina García Marruz y Cintio Vitier.

"Mi madre y yo somos grandes amantes de toda esa poesía, y nuestro propósito es la unión de los géneros de la música cubana con la mixtura flamenca que nosotros ponemos en el medio."

¿Podría darme los títulos de esos poemas que han utilizado en este trabajo discográfico?

"Incluimos poemas muy bonitos, específicamente uno de Fina. Es precioso, tan pequeño y tan grande al mismo tiempo, Solo el amor, que dice: 'Cuando te llamo, no vienes./ Cuando me llamas, no voy./ Para que a nuestro encuentro/ vaya solo el amor'. Hay poemas de Rubén Darío, como La canción de otoño; de García Lorca; Tengo miedo a perder la maravilla, de Vicente Núñez, un poeta cordobés; de Gabriela Mistral…

¿Alguna otra presentación en este evento?

"Realicé un taller sobre el uso del tres cubano en el flamenco. Una experiencia de la cual soy pionero y que comencé hace diez o doce años. Un proyecto que me da mucha felicidad, porque lo empecé aquí de una forma muy peregrina, muy solitaria.

"En España tuve la posibilidad de tener maestros cubanos que me enseñaran un método, porque no lo tenía, NI videos ni material de internet, solo los discos y sin que nadie hubiera tenido antes la idea de introducir el tres en el flamenco, por lo cual no tenía referencias.

"Así, a ciegas, abriendo un hueco, fui metiéndome con el instrumento en los pueblos, en la Sierra, en Morón, en Lebrija, en Utrera… Entrando en las fiestas flamencas, que son muy parecidas a los guateques campesinos, un territorio muy ritual, muy difícil para los frívolos, muy profundo, de mucha gravedad.

"Tenía el convencimiento de que el instrumento no solo tenía algo que decir en el futuro, sino despertar algo en el pasado, por la relación histórica entre la cultura campesina andaluza y la cubana que —como antropólogo que soy— tuve que estudiar."

¿En qué palos o ritmos del flamenco has utilizado el tres?

"En todos. No he dejado ningún palo fuera: bulería, soleá, seguidilla, tango, alegrías, zambra, taranto, sevillanas.

"Me puse a estudiar en una escuela concreta de toque de guitarra flamenca, en la de Morón, en Jerez de la Frontera, de Diego de Gastón, y monté con sus descendientes, unos sobrinos nietos, un grupo que se llama Son de la Frontera, con el cual hicimos dos discos y participamos en muchos festivales, entre ellos el CUBADISCO, en 2004.

"Ya acabó el trabajo con ese grupo, pero con ellos hicimos un trabajo muy interesante que era solamente guitarra flamenca y tres cubano y después había tres palmeros: dos bailaores y un cantaor. No usábamos cajón, bajo, ni ningún otro tipo de instrumento.

"Puede decirse que era una prueba de fuego para ver si el instrumento podía enlazar dentro de la lógica flamenca. Yo mezclaba un poco la lógica de los tumbaos, pero en vez de con la dinámica rítmica de aquí, la hacía con la sonoridad propia de allá.

"Me causa tremendo respeto, vengo con muchísima humildad, porque aquí es donde dominan el instrumento.

¿Y qué dice Pancho Amat, nuestro tresero mayor, de esta aventura inédita para el tres?

"Pancho ha sido muy amable conmigo. Es un artista tremendo, pero al mismo tiempo, o más bien debido a eso, es una gran persona. No he podido estudiar con él, pero siempre ha tenido respeto por mi trabajo. El ha venido a escucharme y a veces hemos coincidido con El Cabildo del Son.

"Me lo encontré en Jerez de la Frontera hace años y me dijo que el proyecto estaba bien. Que si alguien me venía a decir que no, le respondiera que Pancho me estaba diciendo que sí."

¿Tus planes para después del CUBADISCO?

"Regresamos a España para continuar lo que estamos haciendo. La idea que tengo, a partir de ahora, es desarrollar aún más este campo del tres en el flamenco y ampliar en todo lo posible esta vía".

¿Tienes en proyecto algún proyecto en relación con Cuba?

"Me encantaría poder venir el año próximo al CUBADISCO. En esta edición vine una semana antes de lo que estaba previsto, para participar lo que más pudiera en las canturías de música campesina. Estuve en Limonar, tuve la oportunidad de estar en Güines y conocer mucho de las tradiciones.

"Hace años que trabajo con Alexis Díaz Pimienta en varios proyectos. Hicimos uno común, que le pusimos 'Punto flamenco, repentismo a compás', con el grupo que él tenía en el año 2003.

"Y con este grupo que yo tenía, Son de la Frontera, hicimos un intercambio muy rico, porque de alguna forma enriquecimos al punto con unas dinámicas rítmicas y una estética musical , mientras que los repentistas le aportaron al flamenco una lírica que le hacía mucha falta.

"Por esas razones, mi intención es seguir investigando en ese campo, también desde la perspectiva antropológica."

¿Existe en tu proyecto, entonces, una perspectiva de fusión contemporánea entre la música campesina y el flamenco, con el tres como punto de unión?

"Por supuesto. El flamenco ya es fusión hoy en día, y entiendo que el punto es también fusión. Hace varios años que hicimos un primer proyecto, que podría definirlo como piloto. Ahora mismo estoy interesado en otro con características similares, pero más actual.

"Estamos en esa fase en que están mezclándose los minerales ahí, en el fondo de la tierra. Y estoy seguro de que cuando uno siembra, trilla y recoge. Pronto veremos los primeros frutos."

------------ --------- --------- --------- ------

Carhueso/