Si dicen mal de ti con fundamento, corrígete; de lo contrario, échate a reír." Epícteto

domingo, 28 de marzo de 2010

AUTOMÓVILES HAMBRIENTOS

AUTOMÓVILES HAMBRIENTOS
DESVIAR LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS HACIA LA PRODUCCIÓN DE BIOCOMBUSTIBLES ES UN CRIMEN CONTRA LA HUMANIDAD.
Prof. Eduardo Rengifo
Esta es la historia de un ciudadano norteamericano que se encuentra en una de las grandes colas para ir al trabajo en el Time Square en New York.

Este ciudadano en medio de la espera se imagina que esta cerca de George W Bush y le Pregunta. Pero piense algo, señor presidente…

Bush le responde: Eso es lo que más me cuesta, créame…

El ciudadano le sugiere: No sé, alguna solución… El precio del petróleo sigue subiendo... Ya invadimos Irak… ¿qué otro país podríamos invadir?

Bush le responde: ¡Tengo una idea, tengo una idea!

El Norteamericano le dice: Al fin una… ¿Y cuál es esa idea, presidente Bush?

Bush le dice: La solución se llama “biocombustibles”.

HOMBRE: ¿Biocombustibles? ¿Ese alcohol que sale del maíz, de la soya?

BUSH: Exacto. Hasta ahora los automóviles han comido petróleo. Deben estar ya aburridos. Hay que cambiarles la dieta.

HOMBRE: Pero si los autos empiezan a comer maíz… ¿qué comerá la gente? ¿Petróleo?

BUSH: Esa pregunta no me interesa. Lo importante es nuestra industria. Lo importante es dar de comer a nuestros hambrientos automóviles, camiones, camionetas, motos, motocicletas, a mi querido Ford… ¡great, great!


Los biocombustibles. El etanol. El nuevo truco norteamericano para empobrecer todavía más a los países pobres.

¿Sabía usted que los cereales que se necesitan para llenar el tanque de una camioneta podrían alimentar a una persona durante un año entero?


¿Sabía usted que para mantener con etanol el estilo de vida norteamericano se necesitarían cinco planetas como la Tierra sembrados íntegramente de soya, de maíz o de caña de azúcar?

Para producir biocombustibles se necesitan enormes extensiones de tierra.

Esas tierras se encuentran en los países del Sur.

Para cultivarlas, hay que destruir bosques y sabanas, incluso la Amazonía.

Más tierras para biocombustibles significan menos tierras para alimentos.

Lo cual multiplica el precio de los alimentos.

Lo cual provoca hambre y revueltas sociales como las ocurridas recientemente en Haití.

Dar de comer a los automóviles mientras la mitad de los seres humanos pasa hambre. Una vergüenza.

En México. Ahora exportan maíz para el etanol de los carros gringos… y los precios del maíz para la popular tortilla, el cual ha aumentado un 400 por ciento. ¿Se da cuenta?

Dar de comer a los automóviles mientras cada día en el mundo mueren 30 mil niños y niñas de hambre. Una vergüenza.

La cosa no es tan dramática, Brasil piensa que si los agricultores pobres usan las tierras para producir etanol luego tendrán dinero para comprar alimentos, ¿entiende?

¿Y por qué no producen alimentos en esas mismas tierras y resuelven más rápido?

Tierra para los campesinos y campesinas sin tierra en Brasil y en América Latina y en África.
Tierra y créditos y semillas que no sean transgénicas.

Tierra para alimentar a la gente y no a los automóviles.

Un momento. Yo he oído que el etanol es una energía limpia, que es la solución para combatir el calentamiento global. ¿O no?

Eso dicen los norteamericanos y los europeos. Pero es falso. Las refinerías de etanol contaminan el ambiente igual o peor que la quema del petróleo.


El ministro de finanzas de la India, Palaniappan Chidambaram, declaró:


Cuando millones de personas pasan hambre, desviar la producción de alimentos hacia la producción de biocombustibles es un crimen contra la Humanidad.


BIBLIOGRAFÍA
Silvia Ribeiro, Agro combustibles versus soberanía alimentaria
http://www.defensahumanidad.cult.cu/artic.php?item=2348