Si dicen mal de ti con fundamento, corrígete; de lo contrario, échate a reír." Epícteto

miércoles, 14 de diciembre de 2011

La Oposicición, las lluvias y la CELAC

Desde la asunción de la Revolución Bolivariana en febrero de 1999, la oposición tradicional ha mostrado, en muchas facetas, su verdadero rostro, sin estupor no lo ocultó durante el Paro Patronal convocado en 2001, el Golpe de Estado de Abril de 2002, con la invasión y allanamiento de morada diplomática y demás y el Paro Petrolero de finales de 2002 y comienzo de 2003 y así sucesivamente hasta el colmo de criticar medidas efectivas de suspensión de las actividades escolares durante la Cumbre de Jefes de Estados de la CELAC y por las últimas lluvias ocurridas durante la semana pasada.

Con relación a la Cumbre de Estados celebradas recientemente en Caracas, la suspensión de clases es asertiva puesto que, además de que fue un sólo dia (viernes), es conveniente destacar que en muy pocas oportunidades se encuentran visitando nuestra capital Jefes de Estados, los cuales estaban alojados en los diferentes hoteles diseminados a lo largo de la geografía capitalina, además que muchos de los actos que asistieron se desarrollaron también en difeentes espacios de ma misma ciudad. Por ello, es acertada la suspensión de clases, evitando así el tumultoso tráfico que se ocasiona por las actividades académicas.

Con relación a las lluvias, hay que destacar que desde 1999 las lluvias caídas en Venezuela han superado con creces los records históricos marcados y es por ello que las emergencias, damnificados y daños a la estructura vial se acrecientan y ponen en riesgo a la población. Para esto se suspenden preventivamente las clases y deben cumplirse a cabalidad.

Ahora bien, ¿cuál es el problema de fondo? Estamos en campaña electoral para una escogencia de candidatos presidenciales a través del sistema de primarias por parte de los factores que adversan democráticamente al Presidente y hay que criticarlo, de manera desaforada, sin ningún tipo de sinderesis y alegando que las medidas son desproporcionadas y fuera de toda lógica.Hablan del sueño de un país que ellos sueñan con doscientos (200) dias de clases efectivos.

Bien pero cuando ellos fueron Gobierno, antes de 1999, recuerdo yo que eso nunca se cumplió, ya que los paros docentes estuvieron a la orden del dia, las protestas y suspensiones por disturbios por medidas económicas, universidades allanadas, estudiantes desaparecidos, torturados y asesinados fue el pan nuestro de cada dia durante su gestión. Entonces, que critican, creen que los venezolanos nos chupamos el dedo.